Dos militantes contra la invasión rusa de Ucrania forzaron su entrada durante este pasado fin de semana en la villa de lujo que el exyerno del presidente ruso, Vladímir Putin, tiene en la ciudad turística de Biarritz (suroeste de Francia).

Los asaltantes cambiaron las cerraduras de acceso, se hicieron fotografías dentro y fuera de la villa y también en un balcón mientras enarbolaban una bandera de Ucrania y publicaron esas imágenes en las redes sociales.


Barrio de la ciudad de Markhalivka, cerca de Kiev, tras los ataques del Ejército ruso.

Las dos personas fueron detenidas por la Policía y fueron puestas bajo arresto este lunes, informó la emisora local de la red pública France Bleu.

Ambos serán sometidos hoy a interrogatorio y la fiscalía de Bayona tomará una decisión esta misma jornada sobre si son acusados judicialmente.

Uno de los asaltantes es Pierre Haffner, una antigua figura de los «chalecos amarillos» en el país vascofrancés.

La primera esposa del presidente ruso, Lyudmila Putina, y su segundo marido, el hombre de negocios Artur Ocheretny, tienen también en los alrededores de Biarritz una mansión de lujo, situada en primera línea de mar y valorada en varios millones de euros.

En los primeros días tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero la valla de esa mansión apareció con pintadas en contra del presidente ruso y a favor del pueblo ucraniano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.