Una madre ucraniana ha salvado a su bebé de recibir la metralla de un bombardeo en la capital de Ucrania al cubrir el cuerpo de su hijo con su propio cuerpo mientras le daba el pecho. El hospital de Okhmatdyt ha publicado esta historia de una familia que llegó la semana pasada a sus instalaciones, víctima de los bombardeos rusos que arrasan la ciudad.  

Dmytro y Olga, padres de un bebé y residentes en Kiev, llevaban toda la noche escuchando las explosiones cuando una de ellas cayó frente a su edificio, según relata el hospital, en un jardín de infancia. 

El misil hizo que reventaran las puertas y cristales del edificio en el momento en el que Olga daba el pecho a su bebe. La madre cubrió en ese momento el cuerpo de su hijo salvándole de los cristales que volaron por la habitación, impactándole a ella y a su marido. 

Dmytro tuvo que ser intervenido en el Hospital por un impacto profundo en la rodilla y su esposa fue sometida a una intervención quirúrgica por todo el cuerpo, que quedó repleto de cortes y cristales clavados. Olga consiguió, sin embargo, que su hijo saliese completamente ileso de una explosión que, de no ser por su madre, podría haberle quitado la vida. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.