Un error de Josep Borrell, vicepresidente de la Comisión Europea, podría haber provocado el fracaso de una transferencia de 28 cazabombarderos polacos MiG-29 a Ucrania. A esto acusan Estados Unidos y los aliados europeos el fallo de la operación, que era secreta, pero Borrell la habría comunicado en público.

Así lo afirma el diario estadounidense Politico, que afirma que la transferencia «se volvió imposible después de que (Josep) Borrell, jefe de política de seguridad y asuntos exteriores de la UE declarara a los periodistas el 27 de febrero» los planes de transferencia.

El anuncio sorprendió a muchos, explica el diario, según afirman funcionarios estadounidenses y europeos, incluidos asesores en las capitales europeas del Este que esperaban mantener la operación en secreto. El acuerdo aparentemente fue frustrado el 2 de marzo por el presidente polaco Andrzej Duda.

Este embrollo llevó a que, aunque en un momento EEUU podría haber llevado aviones propios a Ucrania en lugar de los MiG, finalmente la operación tampoco tuvo lugar. Para compensar el error, se está evaluando la entrega a Ucrania de misiles antiaéreos de fabricación soviética S-300.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.