Suecia y Finlandia no son países neutrales. Así lo han dicho los embajadores de ambos países en España. Y no lo son porque «no pueden serlo», añadieron, antes de sostener que la puerta para una posible adhesión de ambos a la OTAN está abierta en el marco de la invasión rusa de Ucrania. Sari Rautio y Teppo Tauriainen han admitido en un encuentro con los medios en la Embajada de Suecia en Madrid que el apoyo a la unión a la Alianza por parte de la opinión pública ha aumentado en los dos Estados y han señalado que algunos partidos políticos finlandeses y suecos ya se han posicionado a favor de la membresía.

«En las encuestas, el apoyo para la entrada en la OTAN ha crecido«, ha señalado la embajadora finlandesa, que también ha apuntado a cierto «movimiento» entre los partidos políticos del país. En este sentido, ha matizado que los partidos finlandeses de corte conservador han estado más «abiertos» a esta posición, mientras que en la izquierda hay menos apoyo a esta cuestión.

Si bien ha precisado que «no puede citar» encuestas parlamentarias que arrojen luz sobre la cuestión, sí ha aseverado que «hay impulso de una posición más positiva a la membresía».


Una enorme columna de humo emerge de un zona cercana al aeropuerto de Leópolis, tras un bombardeo ruso.

Tauriainen se ha expresado en la misma línea y ha desvelado que entre la opinión pública sueca el apoyo a una posible adhesión a la OTAN se ha incrementado, pero ha admitido que hay diferencias en el seno de la política del país. Así, ha explicado que el Gobierno ha puesto en marcha un «grupo de trabajo» con partidos de la oposición para analizar la situación de seguridad y defensa y los partidos conservadores ya han adelantado su intención de tratar el asunto.

«Los conservadores han dicho que si ganan las elecciones de septiembre van a proponer que Suecia solicite la entrada en la OTAN, si hay mayoría en el Parlamento», ha indicado Tauriainen, que no obstante ha matizado que el Gobierno ya ha expresado su intención de seguir «la línea» seguida durante los últimos años.

«La oposición dice que tenemos que tener la opción y hay un debate y hay otros partidos que están en contra», ha añadido, antes de pedir ver «cómo evoluciona el grupo de trabajo» y aseverando que la campaña para las elecciones de septiembre «puede influir» en los posicionamientos.

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, ya hizo saber que la invasión «cambiaría el sentido del debate» sobre la adhesión de su país a la Alianza, mientras que la ‘premier’ sueca, Magdalena Andersson, ya se posicionó en contra de esta opción porque generaría más tensión en Europa.


Stoltenberg defiende que el apoyo de la OTAN refuerza a Kiev en las negociaciones con Rusia

En este contexto, el Ministerio de Exteriores de Rusia avisó a Finlandia y a Suecia de que su adhesión a la OTAN comportaría «graves repercusiones político-militares» que exigirían «una respuesta» rusa, un día después del comienzo de la invasión de Ucrania.

Tanto Rautio como Tauriainen, que han resaltado su cooperación con la Alianza, han coincidido este miércoles en minimizar las advertencias rusas. La embajadora finlandesa ha recordado que estas «amenazas» no son nuevas y las «han oído varias veces». «Está claro que no les gustaría que formáramos parte de la OTAN, el mensaje no es distinto, lo que ha cambiado es el entorno de seguridad», ha especificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.