El Real Madrid y el FC Barcelona disputarán este domingo el tercer y último clásico de la temporada en el Santiago Bernabéu en busca de consolidar su liderato, los de casa, y de seguir cambiando la tendencia, los culés, que afrontan su visita a la capital de España con menos descanso tras su reciente pase a cuartos de la Europa League.

LaLiga se juega este domingo en el paseo de la Castellana cuando todavía quedan casi dos meses para su conclusión. Un triunfo merengue -a falta de ocho jornadas- sería casi definitivo para el campeonato. Un zarpazo en toda regla que podría ser más o menos profundo en función del resultado del Sevilla ante la Real Sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.