Este miércoles el tiempo continuará condicionado por la borrasca atlántica Celia, que dejará precipitaciones persistentes con más lluvias y calima. De hecho, la calima alcanzará su grado máximo en las primeras horas del día en la Península y Baleares, por lo que las precipitaciones volverán a ir acompañadas de barro.

La capa de polvo del Sáhara que ha cubierto la península ibérica ha puesto en alerta a las ciudades por la calidad del aire «extremadamente desfavorable» y por algunas «lluvias de barro». Además, colocó a España en el podio de países más contaminados del mundo, por delante de China e India. En este mapa puedes consultar la afectación de la calima, ciudad a ciudad:

Los expertos recomiendan hidratarse, cerrar ventanas, salir con mascarilla y limitar la actividad física al aire libre en este episodio de calima que, aunque no es la primera vez que se produce en España -y de hecho es habitual en puntos de Canarias-, no se daba con esta intensidad desde hacía varias décadas.

La llegada de polvo en suspensión ha ido avanzando desde el sureste, donde comenzó el lunes y es más intensa, y ha dejado cielos oscurecidos -teñidos en muchos casos de un llamativo naranja rojizo- y notables capas de polvo en casas, aceras y coches. Se espera que el fenómeno meteorológico alcance su mayor incidencia este miércoles, se mantenga activo hasta el jueves y que, en su avance hacia el norte, alcance Holanda e incluso el noroeste de Alemania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.