Los buenos momentos que están viviendo Patri y Lester, participantes de La isla de las tentaciones, tras su salida de La última tentación se han visto empañados por un suceso que les ha tocado vivir con su pequeño dálmata Pongo.

La pareja dejó a su cachorro en un hotel canino de Gran Canaria creyendo que sería el sitio más seguro para su pequeño. Sin embargo, cuando fueron a recogerlo, se encontraron con un Pongo muy cambiado y desmejorado, tal y como han denunciado Lester y Patri a través de sus redes sociales.


Violeta Mangriñán cada vez más cerca de cumplir sus dos sueños

El pequeño Pongo presentaba muchas rojeces en el hocico, además de síntomas de desnutrición. «Está muerto de sed, loco por comer y beber agua», publicó en uno de sus stories Patri Pérez. Esas declaraciones van acompañadas de un informe médico en el que se aprecian otras lesiones como «lesiones en las almohadillas» o «un aumento de los ganglios poplíteos».

En todo este entramado no han querido perder la oportunidad de publicar también la denuncia al establecimiento, al que también han acusado públicamente sus compañeros de reality como Simone Coppola, Julián Requena o Alejandro Bernardos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.