Raquel Bollo ha tomado la decisión de abandonar su trabajo como colaboradora de Viva la vida debido a las polémicas en las que se ha visto involucrada en los últimos días, según ha confirmado ella misma en el programa.

La diseñadora ha pasado una de sus peores semanas a nivel mediático después de que se hicieran públicas en Sálvame las declaraciones del casero de su anterior vivienda asegurando que le debía «más de 20.000 euros».

Pese a estar «muy a gusto en este programa», Raquel Bollo reconoce estar «cansada». «Tengo fuerzas, pero mis fuerzas las quiero gastar en mi vida de fuera», manifiesta entre lágrimas.

Emma García asegura que al llegar al plató este domingo ha «encontrado a una mujer derrotada» que no paraba de llorar, mostrándole su apoyo 

«No tengo más fuerzas para seguir justificando, dando explicaciones… Yo no se las pido a nadie. Soy consciente que hay informaciones, que incluso tienen que salir. Siempre he dado respuesta a todo, pero yo no voy a estar toda mi vida demostrando«, ha declarado.

La dirección de Viva la vida ha decidido no emitir las declaraciones de los demás programas de Telecinco en los que los colaboradores se han pronunciado acerca de este asunto, en vista de la situación emocional de Raquel Bollo.

«Aunque parezca una mujer fuerte no quiere decir que no me afecte, soy humana y claro que me afecta«, ha confesado. «Yo voy a mi casa y mis padres no me quieren ni preguntar. Me duele que sufran».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.