La Justicia rusa ha condenado este martes al líder opositor Alexéi Navalni a nueve años de prisión al declararlo culpable de estafa de gran cuantía y ofensa al tribunal, lo que implica que el mayor crítico del Kremlin tenga que permanecer en la cárcel durante esta década, según ha informado su equipo en Telegram.

Navalni, en prisión desde hace más de un año por otro caso de presunto fraude, ha ironizado sobre la sentencia al afirmar que su «vuelo espacial se alarga un poco más», ya que «la nave cayó en un bucle temporal».


Rusia incluye a la red de oficinas de Navalni en su lista negra por extremismo

La sentencia contra Navalni -que incluye una multa de 1,2 millones de rublos (cerca de 12.000 dólares) por desacato al tribunal- ha sido dictada en el penal de Pokrov, a 85 kilómetros de Moscú, donde actualmente cumple una condena de 2 años y medio de cárcel y donde se celebró el juicio.

Las imágenes difundidas en la televisión y redes sociales han mostrado a un Navalni demacrado, vestido con el uniforme de presidiario y acompañado por sus dos abogados, al que han interrumpido al intentar pronunciar su último alegato antes de escuchar la sentencia.

La defensa va a recurrir

Por su parte, los abogados de Navalni han prometido recurrir la sentencia. «Desde luego, apelaremos», ha dicho la letrada Olga Mijáilova a periodistas congregados en el lugar.

La defensa del opositor ha explicado que los nueve años anunciados por el tribunal son la condena total que debe cumplir Navalni, en prisión desde febrero de 2021, según recoge la agencia Interfax. Desde febrero de 2021, el opositor ruso cumple una pena de dos años y medio de cárcel por otro caso de supuesto fraude que se remonta a 2014.

Tras las primeras declaraciones a la prensa, los abogados de Navalni han sido también detenidos por la Policía, aunque liberados poco después en la comisaría, según han comunicado ellos mismos.

La lucha sigue


El opositor ruso Alexei Navalni abandona la huelga de hambre

«El número (de años de la condena) no importa. Es una tablilla sobre el camastro carcelario, solo eso. Ni mis camaradas ni yo nos quedaremos de brazos cruzados«, aseguró el líder opositor en su cuenta de Telegram.

La fiscalía había solicitado una pena de 13 años de prisión para Navalni por desviar supuestamente, junto con sus colaboradores, 2,6 millones de rublos (unos 25.000 dólares) de donaciones entregadas a su organización de lucha contra la corrupción.

El líder opositor recalcó que su Fondo de Lucha contra la Corrupción no solo continuará trabajando, sino que se proyectará a nivel internacional. Esta plataforma fue ilegalizada en el país en junio de 2021 al considerar la Justicia su actividad como «extremista».

El político opositor señaló que destinaría la parte en metálico del Premio Sájarov a la libertad de conciencia, otorgado por el Parlamento Europeo, como un «primer aporte a ese fondo», considerado el azote de las élites que se enriquecieron ilegalmente.

«Los ciudadanos de la UE (…) me otorgaron este premio por luchar contra la corrupción. Lo agradezco y dirigiré este dinero a continuar la lucha«, aseguró.

«Aunque me impongan 113 años, no van a intimidarme»


September 29, 2019, Moscow, Moscow, Russia: Alexei Navalny gives an speech during a demonstration for the release of the arrested activists during the summer riots in Moscow. (Credit Image: © Celestino Arce Lavin/ZUMA W

En la vista del pasado día 16, la última antes del anuncio de la sentencia, Navalni dijo que, según las estadísticas, «por un asesinato a uno le cae una media de siete años de cárcel». El opositor aseguró que le quieren condenar por «poner en evidencia» a los miembros del sistema judicial y a «sus dueños».

«Efectivamente, les hemos causado muchos momentos desagradables y vamos a causarles más«, afirmó en referencia a las múltiples investigaciones sobre diferentes altos cargos rusos, incluido el presidente Vladímir Putin y su entorno cercano.

Y añadió: «Aunque me impongan 113 años, no van a intimidarme. Ni a mí ni a gente como yo. Rusia es grande y tiene mucha gente». Además, mencionó a Marina Ovsyánnikova, empleada de la televisión pública rusa que protestó en directo contra la campaña militar en Ucrania.

«Aunque me impongan 113 años, no van a intimidarme. Ni a mí, ni a gente como yo»

Por su parte, la esposa de Navalni, Yulia, también se pronunció sobre la sentencia y escribió en su cuenta de Instagram que «el número 9 no significa nada». «Te amo. Eres la persona que más quiero en el mundo y no dejo de sentir orgullo por ti desde hace muchos años«, recalcó.

Otra sentencia polémica

La condena de Navalni ha coincidido con el bloqueo en la red social rusa VKontakte de la página del líder opositor y con otra sentencia polémica dictada este martes por la Justicia rusa. El Tribunal Supremo ha decidido desestimar un recurso contra la liquidación de Memorial Internacional, la principal organización de derechos humanos en este país dedicada principalmente a la investigación de crímenes del nazismo y el estalinismo.

El Supremo ordenó la disolución de Memorial Internacional el 28 de diciembre por la «sistemática violación de la ley sobre agentes extranjeros», y un día después la Justicia ordinaria hizo lo mismo con la filial rusa de derechos humanos de dicha organización.

Este martes, el Supremo ha advertido de que el incumplimiento de la decisión sobre la liquidación de la ONG, contra la que se pronunció también el Tribunal Internacional de Derechos Humanos, acarrearía consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.