Miles de civiles pueden haber muerto en la ciudad portuaria sitiada de Mariupol desde que comenzó el bombardeo hace cuatro semanas.

“Creemos que puede haber miles de muertos y víctimas civiles en Mariupol”, dijo Matilda Bogner, jefa de la misión de derechos humanos de la ONU en Ucrania, que cuenta con unos 60 observadores, en una entrevista virtual.

Ella dijo que la misión no tenía una estimación precisa, pero estaba trabajando para recopilar más información.

Según el portavoz del alcalde de Mariupol, Vadim Boychenko, casi 5.000 personas, incluidos unos 210 niños, murieron en la ciudad después de que las tropas rusas la sitiaran hace un mes. El noventa por ciento de los edificios de Mariupol resultaron dañados y el cuarenta por ciento destruidos, incluidos hospitales, escuelas, guarderías y fábricas.

Las autoridades locales, citando relatos de testigos oculares, estimaron la semana pasada que 300 personas murieron en el ataque del 16 de marzo contra un teatro en Mariupol donde la gente se escondía.

«En cuanto a las fosas comunes, en realidad decidimos que deberíamos llamarlas ‘tumbas improvisadas'», dijo Bogner el martes.

Esto se debe a que el término «fosas comunes» puede significar víctimas de delitos, mientras que las personas que murieron en Mariupol reflejan muertes por diversas razones, dijo.

Se cree que las víctimas civiles del conflicto son «una parte bastante pequeña» de los cuerpos en tumbas improvisadas en parques y jardines, dijo. Algunas personas que murieron naturalmente nunca fueron llevadas a morgues o tumbas individuales debido a las hostilidades, mientras que otras nunca llegaron a los médicos, agregó. No está claro si las bajas militares están enterradas en las tumbas improvisadas, dijo Bogner.

Hasta el martes, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha confirmado 1.179 civiles muertos y 1.860 heridos en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Foto: AA

viejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.