Marina Yers confesó a sus seguidores este viernes de madrugada la situación por la que ha pasado en los últimos meses: una depresión, la guerra de Ucrania, el fallecimiento de su mejor amigo y una ruptura sentimental.

La influencer no se encuentra pasando por su mejor momento, como así ella misma ha reconocido. «Tuve una depresión bien fea, lo empeoró la guerra en Ucrania, eso sí que me dio depresión y preocupación», reveló.

«Mis primos están en la guerra, mi padre está ahí batallando, mi tío se ha comprado un arma porque dice que por si se tiene que defender tiene que tenerla, estoy en shock«, ha declarado.

Además, a toda su tensa situación hay que añadirle la pérdida de una persona muy importante de su entorno. «Mi mejor amigo se ha muerto en un accidente de coche. Era una persona súper joven, increíble, maravillosa. German, te mando un saludo desde el cielo, bueno, desde el cielo me lo mandas tú, porque yo estoy en el infierno», expresó.

En estas semanas, la joven también ha querido poner punto y final a su relación. «Lo quise un montón, rollo obsesión», pero «yo ya no siento nada», declaró ante las preguntas de sus seguidores, a quien les confesó que no le «dolió» la ruptura. «La persona interesante de la relación era yo», señaló.

Por todo ello, Marina Yers ha pasado unos meses más alejada de las redes sociales, aunque ahora se ha mostrado más motivada para continuar con su trabajo. «Necesitaba un tiempo de break (parón), no salía de la cama, pero hoy ya me he sentido más animada», ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.