La comunicadora Mercedes Milá asistió este miércoles 23 de marzo al formato de entrevistas presentado por María Casado, Las tres puertas. Eso sí, la catalana reconoció que no tenía nada claro ir. De hecho, dijo que concedía muy pocas entrevistas, pues ya no sabía «qué más contar».


Mercedes Milá, en 'Las tres puertas'.

Sin embargo, fue la empatía lo que le hizo decantarse por ir al programa. Según contó, sintió mucha pena y ternura por María Casado al ver el viral momento en el que, en entrevista con Pedro Ruiz, rompió a llorar al reconocer que se sentía muy preocupada por la audiencia del formato.

La apuesta para el prime time de los miércoles de La 1 no consigue alcanzar cifras de espectadores lo suficientemente positivas, y no llega al millón de espectadores. Las lágrimas de Casado al hablar de ello llevaron a Milá a confirmar que daría una entrevista el el programa, tal y como recordó.

«Lo voy a contar porque me parece interesante. Te vi con Pedro Ruiz y te vi llorar, porque estabas muy preocupada por la audiencia. Él te intentó ayudar desde su perspectiva, que no es la misma que la nuestra. Había dicho que no iba a venir aquí, porque hago ya muy pocas entrevistas, llega un momento que ya no sabes qué contar. Pero como te vi así…», explicó la expresentadora de Gran Hermano.

«Solo los que trabajamos en esto sabemos lo que es, y encima después el numerito», añadió, en alusión a las cifras de audiencia. Eso sí, pese a su empatía con la presentadora, Milá no se cortó un pelo a la hora de criticar algo de la cadena pública, y fue el precio al que comparten los vídeos de su archivo.

«Nos roban a mano armada»

Y es que, estos se precisan a menudo en MilaxMila, el programa que dirige la hermana de Lorenzo Milá en Movistar. En él, la periodista se encuentra con personas a las que entrevistó entre los 70 y los 90 para hacer una actualización de las conversaciones que tuvieron en aquel entonces.

Joan Manuel Serrat, Lola Herrera y Manuela Carmena han sido algunas de las personas que han pasado por dicho programa y, según dijo Milá, el precio que le pone el ente público a las imágenes de archivo que utilizan es desorbitado

«Veo algunas de las entrevistas que hice, para el programa de Movistar… que, por cierto, las compramos aquí en Televisión Española y nos roban a mano armada, porque son carísimas. Yo, pienso que, si son entrevistas que he hecho yo misma, ¿por qué no me las puedo llevar sin más? Cada metro cuesta un motón… hay que cuidar el archivo», aseveró una de las presentadoras más queridas de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.