Ágatha Ruiz de la Prada fue la invitada de este jueves en Diez momentos, el programa de Anne Igartiburu en Telemadrid. En esta entrega, repasaron la vida y milagros de la diseñadora, por lo que no pudieron faltar algunos de los rostros que han marcado su historia.

Entre todos ellos, obviamente, estaban sus hijos Cósima y Tristán, de los cuales dijo que la habían arropado «incluso demasiado», por lo que son sus grandes apoyos.

También tuvo la oportunidad de hablar de su exmarido, Pedro J. Ramírez, en concreto, del momento en el que acudió a firmar su divorcio vestida con un burka: «No quería que me viera».

Pero, durante Diez momentos, no podía faltar tampoco una de sus grandes amigas: Mila Ximénez. La fallecida periodista fue una de sus modelos más famosas y es muy recordado el desfile en el que se vistió a juego con la estilista. De hecho, Ágatha Ruiz de la Prada llevaba en el programa la misma camiseta que aquel día.

«La verdad es que yo le agradezco muchísimo a Mila cómo se ha portado conmigo», confesó entre lágrimas. «Yo tengo muchísima gente que se ha puesto mis trajes, muchísimas modelos. Pero la persona que más trajes míos ha vendido del mundo ha sido Mila«.

Para cerrar el programa, repasaron su último desfile en el que volvió a desfilar Omar Montes. Y, sobre el reguetonero, solo tuvo buenas palabras. «Es tan emocionante y divertido. Este desfile es de los más divertidos de mi vida, y ha sido gracias a Omar«, alabó. «Es un tipazo. Y a la semana siguiente me fui a comer con él a un kebab, que nunca había ido, si te digo la verdad. Me gustó, lo pasé genial».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.