Matrix Resurrections fue el primer estreno de Hollywood que llegó a China en 2022. Lo hizo marcado por una airada polémica que movió a que varias instancias del país quisieran boicotear la película, sin que esto se tradujera en medidas efectivas. La tentativa de este boicot obedecía a la postura de su actor protagonista, Keanu Reeves, en torno a uno de los asuntos más controvertidos con los que lidia China a efectos internacionales: la ocupación del Tíbet que mantiene desde los años 50. Al hilo de esta ocupación, y con el objetivo de apoyar al Dalai Lama y preservar la cultura tibetana, en 1987 fue fundada la Tibet House, asociación sin ánimo de lucro que anualmente celebra conciertos benéficos. Al último de ellos, este 3 de marzo, asistió Reeves.

Lo hizo en compañía de artistas como Iggy Pop o Patti Smith, provocando encendidos comentarios en redes sociales. No es ningún secreto la complicada relación que mantiene Hollywood con China, proclive a unas ansiosas negociaciones por parte del primero para lograr exportar sus películas en el que es actualmente el mercado extranjero más sustancioso del mundo. Si bien la presencia de Reeves en el 35º concierto benéfico de Tibet House no afectó directamente a la llegada de Matrix Resurrections a la cartelera china, según recoge Los Angeles Times sí lo ha hecho a otras películas protagonizadas por el actor. De este modo, la filmografía de Reeves ha sido eliminada de virtualmente todas las plataformas de streaming de China.


Fotograma de 'El club de la lucha'

Esto incluye iQiyi, Tencent Video, Bilibili, Xiga Video, Youku o Migu Video. Si, por ejemplo, tecleamos el nombre de Reeves en iQiyi (traducido como Jinu Liweisi), el buscador no arroja más resultado que este rótulo: “Lo sentimos, no se han encontrado resultados relacionados con ‘Keanu Reeves’. Debido a las leyes, regulaciones y políticas pertinentes, algunos resultados no se muestran”. En efecto, en las plataformas chinas ya no se pueden ver películas de Reeves, tales como las sagas de Matrix, John Wick y Las alucinantes aventuras de Bill y Ted, La casa del lago o Cuando menos te lo esperas. Son 19 películas en total, aunque hay una excepción curiosa: Toy Story 4, donde Reeves ponía voz a Duke Caboom.

En los créditos de Toy Story 4, según se puede ver en Youku y Migu Video, cuando llegamos al puesto de Reeves el reparto de voces cambia a chino, evitándose cualquier mención al actor. La jugada nos hace recordar otra modificación muy sonora de las películas estadounidenses dentro del streaming chino, como es cuando se modificó el final de El club de la lucha para mofa del escritor de la novela original, Chuck Palahniuk. El pitorreo alcanzó tal escala que Tencent Video terminó restaurando el final primigenio, dando cuenta de cierto desorden a la hora de administrar censuras extranjeras según los estrictos designios del Partido Comunista.

De hecho, sobre lo ocurrido con la filmografía de Reeves se desconoce si ha sido cosa del gobierno o de las propias plataformas de streaming, en una medida proactiva. Alex Yu, investigador especializado en la relación China/Hollywood, declara que lo de Reeves es “un caso curioso que merece la pena estudiar”. “Tendemos a pensar en la maquinaria de censura de China como un monstruo realmente coordinado, pero el hecho de que estemos viendo señales contradictorias sugiere que algunas de estas medidas provienen de distintos lugares”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.