El pasado septiembre, el futbolista australiano Danny Hodgson fue atacado en la estación de tren de Perth. Un durísimo golpe le provocó una fractura de cráneo y una hemorragia cerebral que le ha dejado en coma. Aunque el joven mejora poco a poco, su estado todavía es delicado. Así lo muestran estas imágenes compartidas recientemente por su propia familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.