Un bot ruso ha querido revelar en Todo es mentira los entresijos de la que fue su profesión durante un tiempo, manipulando a través de diferentes estrategias en Internet que llevan a cabo gobiernos como el ruso o el ucraniano durante el conflicto actual.

No ha querido mostrar su identidad ante las cámaras de televisión, porque asegura que «los peligros son muchos. No sé la repercusión que puede tener todo esto, con lo cual prefiero mantenerme en el anonimato, más que nada por seguridad».

Trabajó durante varios años en una agencia de desinformación y ahora ha querido hacer pública cómo fue esa época de su vida en un libro, Confesiones de un bot.

Ha aprovechado su intervención para desarrollar las estrategias que están llevando a cabo tanto Rusia como Ucrania durante la guerra que estalló el pasado 24 de febrero.

«Hay mucha desinformación tanto en un bando como en el otro. Estamos viendo imágenes falsas, cuentas (en redes sociales) que no son gente real y toda una serie de ecosistemas y de movimientos que en realidad no responden a lo que es el interés popular, sino al interés de gobiernos», ha desvelado.

Ha declarado que «por motivos de seguridad» no puede revelar las campañas en las que él ha trabajado, pero sí que ha reconocido haberlo hecho para campañas «políticas, para empresas e incluso para organizaciones»

Insiste en que, antes de iniciar una guerra, los gobiernos analizan «los puntos de dolor, los miedos que tenga la gente ante un posible conflicto o guerra mundial y lo que haría sería magnificarlo y difundirlo, ya sea a través de sistemas digitales, como redes sociales o páginas web, e, incluso, crear un medio ficticio y perfiles de redes sociales para animar a los periodistas a difundir esta información».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.