La Unión Europea hará todo lo posible por renunciar a su dependencia energética de Rusia, pero por el momento el bloque no puede permitirse el lujo de renunciar a ella por completo.

Así lo afirmó el canciller alemán, Olaf Scholz, antes de las conversaciones con la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Mezzola, en Berlín el martes, informó un corresponsal de Ukrinform.

En cuanto a la introducción de un embargo a las importaciones de energía, la posición de Alemania, según su canciller, «no ha cambiado» y la misma posición de «muchos, muchos» otros países que dependen de las importaciones rusas de carbón, petróleo y gas incluso más que Alemania, agregó.

Sin embargo, agregó Scholz, se decidió deshacerse de la dependencia de la energía rusa lo antes posible. Para ello es necesario construir infraestructura y celebrar acuerdos con otros proveedores. Entonces, si la diversificación se logra muy rápido, “el efecto vendrá automáticamente”.

Lea también: Presidente Zelensky: Ucrania se convierte en miembro de la Unión Europea Energía Unión «

Europa y sus amigos han impuesto las sanciones más masivas y mejor preparadas que jamás se hayan impuesto a un país tan grande, y ya están teniendo un efecto que «será cada día más dramático», dijo el político alemán.

Al mismo tiempo, según Scholz, la tarea es hacer que estos instrumentos sean «manejables», es decir, minimizar su efecto sobre las economías occidentales, porque se plantea como una confrontación de largo plazo.

En general, Scholz elogió la posición común de la Unión Europea y los socios transatlánticos, destacando que la UE solo logra algo cuando trabaja en conjunto: la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los Estados miembros.

«Europa y el mundo han cambiado debido al ataque de Rusia a Europa. Pero Europa ha sido y sigue siendo nuestro proyecto de paz más importante», dijo Scholz.

En respuesta a una solicitud de los periodistas para comentar sobre la propuesta de Polonia de excluir a Rusia de la Organización Mundial del Comercio y el G20, la canciller alemana dijo que el asunto estaba en manos de los estados miembros.

Scholz dijo que había invitado a los líderes del G7 a una reunión el jueves antes de la cumbre del Consejo de la UE en Bruselas.

El canciller reiteró su demanda de que Putin cese inmediatamente las hostilidades en Ucrania y retire sus tropas de Ucrania. Un alto el fuego es una necesidad urgente, subrayó el político. También subrayó la importancia de celebrar una reunión entre los presidentes ruso y ucraniano lo antes posible.

Lea también: Zelensky culpa a Alemania por darse cuenta demasiado tarde de quién es Rusia

El 24 de febrero, el presidente ruso Vladimir Putin habría anunciado el comienzo de la invasión de Ucrania. Las tropas rusas están bombardeando y destruyendo infraestructura clave, realizando bombardeos masivos de áreas residenciales de ciudades y pueblos ucranianos con artillería, granadas propulsadas por cohetes y misiles balísticos.

La Unión Europea y varios otros países, incluidos Estados Unidos, Canadá, Australia y el Reino Unido, han impuesto sanciones a Rusia por la guerra en Ucrania. Cientos de empresas cerraron en Rusia y se retiraron de proyectos conjuntos con socios rusos.

Según el Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, debido a la posición poco constructiva de algunos gobiernos, el quinto paquete de sanciones impuesto por la Unión Europea no incluirá un embargo sobre el petróleo y el gas rusos.

Alemania está buscando la independencia del gas ruso y está cambiando a otros proveedores, incluido Qatar. Precisamente a este tema se dedicó la visita del ministro de Economía alemán, Robert Habek, a Doha el 20 de marzo.

Foto: dpa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.