Jennifer Lara, exparticipante de Mujeres y Hombres y Viceversa, acudió este fin de semana a Viva la vida para narrar el calvario que atraviesa a raíz de un engaño que, según su relato, está sufriendo por parte de su expareja y padre de su hija, Héctor Olalla.

Entrevistada por Emma García, la joven donde no pudo evitar derrumbarse con el relato de los hechos. Según el mismo, en el año 2019 Jennifer se quedó embarazada. Poco después nació su hija y, solo tres meses después, el padre las abandonó. A partir de ahí comenzó un infierno para ella. Y es que, según siempre su relato, Jennifer firmó un convenio regulador de visitas a la semana de separarse, sin saber las condiciones que estaba aceptando.

«No pensaba que la persona a la que quería, me haría algo así«, señaló la joven sobre el porqué.

«Me di cuenta de que (el convenio) perjudicaba a mi hija y a mí también. Cuando cumplió los doce meses, empezaron unas vistas con noches y eso la perjudicó, porque se le quitó el pecho de un día para otro».

Un problema que se agravó cuando Jennifer cambió de ciudad. «Cuando me surge trabajo en Alicante, contrato un abogado para que me explique qué había firmado y porque yo no veía bien a mi hija. Me entero de que, si me desplazo fuera de Valladolid, la custodia completa se la quedaba él. Yo nunca llegué a entender eso, nadie me explicó lo que significaba ese párrafo».

Además, contó que el tema está actualmente en manos de la justicia. «Hubo un juicio el 15 de febrero en el que no me dejaron explicarme mucho. La jueza me dijo que me callara, que no estaba en un plató de televisión, que ya hablaría. Solo me preguntaron si tenía estudios, que no entiendo qué tiene que ver con ser buena madre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.