Azovstal, un gigante metalúrgico con sede en Mariupol, una ciudad ucraniana ahora brutalmente atacada por los invasores rusos, se cerró por completo solo una vez, en 1941, el año en que la Alemania nazi invadió Ucrania.

Esto fue anunciado por el Centro para la Comunicación Estratégica y la Seguridad de la Información, citando un discurso en video del CEO de Azovstal, Enver Tskitishvili, visto por Ukrinform.

«Regresaremos a la ciudad, restauraremos la empresa y la reactivaremos. Funcionará y traerá gloria a Ucrania de la misma manera que siempre lo ha sido. Porque Mariupol es Ucrania. Azov se ha convertido en Ucrania», dijo Tskitishvili.

Señaló que desde el 24 de febrero, la carga ambiental de la ciudad de Mariupol se ha reducido a un nivel completamente seguro. «Las baterías de coque ya no son una amenaza para la vida de los residentes. También detuvimos los altos hornos de manera adecuada», agregó.

El CEO recordó que Azovstal había cerrado solo una vez, en 1941, y en septiembre de 1943, cuando Mariupol fue liberada de la Alemania nazi, comenzó la reconstrucción de la planta.

Como informó Ukrinform, la planta metalúrgica de Azovstal en Mariupol fue fuertemente bombardeada por invasores rusos, junto con toda la ciudad, pero la planta sigue siendo ucraniana.

El 24 de febrero, el presidente ruso Putin lanzó una invasión a gran escala de Ucrania. Las tropas rusas cruzaron a Ucrania simultáneamente desde el norte, este y sur (Crimea). Están destruyendo ciudades y matando civiles. La infraestructura clave y los hogares se ven afectados por la artillería, los misiles y las bombas rusas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.