A día de hoy no identificar a Dani García y a todos sus restaurantes es raro, pero en sus comienzos, como es lógico, el chef marbellí no era tan popular como lo es en este momento. 

Ni era tan popular ni tenía todo un grupo de restauración que lleva su nombre y que no para de crecer, porque si algo es Dani García es uno de los chefs más inquietos, trabajadores y creativos del momento. 

Antes de la última edición de las estrellas Michelin, García ya poseía nada menos que tres astros, aunque el pasado mes de diciembre el chef marbellí daba la campanada haciendo historia: conseguía dos estrellas Michelin en Smoked Room, su último restaurante con tan solo seis meses de vida en aquel momento. 

Ya hace más de 20 años que Dani García encendió los fogones para hacer la vida más deliciosa a todos los que le rodean, y si desde el principio el chef malagueño comenzó a destacar, no tardó en recibir su primera estrella Michelin en 2004. ¿Dónde fue? En el madrileño restaurante de Tragabuches


Dani García

Las cocinas que lo vieron crecer

Quizás no a nivel físico o personal, pero sin duda a nivel profesional. Aunque todo reconocimiento es motivo de celebración, suponemos que la primera estrella Michelin cuando te dedicas profesionalmente a la cocina es la más especial. 

Por aquel entonces Dani García se encontraba a los mandos de Tragabuches, un restaurante ubicado en la madrileña calle Silvano y cuyo actual chef es Óscar Casán. 

El restaurante Tragabuches pertenece al grupo Manduca, cuya filosofía es dar la mejor calidad en el mejor ambiente a un precio justo. Tragabuches ofrece una amplísima carta además de menú diario, almuerzos y desayunos, vinos, cervezas o cócteles. 

De lunes a viernes, al mediodía podemos disfrutar de los diferentes menús que este restaurante ofrece. El menú más económico es el menú taberna, donde por un precio de 13€ podemos elegir entre seis primeros, seis segundos y cuatro postres. 

El menú prémium tiene un precio de 21,50€ y podemos elegir entre cinco entranes y siete segundos, en los que encontramos platos como entraña, confit de pato, ventresca o mejillones, para terminar seleccionando un postre entre cinco opciones. 

En cuanto a la carta, Tragabuches ofrece una amplia variedad de ensaladas, entrantes y raciones, productos del mar, tostas, hamburguesas, pescados, arroces y carnes a un precio muy razonable. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.