El Barça le dio la vuelta al partido ante el Real Madrid (1-3) en la ida de los cuartos de final de la Champions en un duelo en el que las blancas se pusieron por delante y le apretaron a las grandes favoritas, pero en el que las blaugranas remontaron en la segunda parte para coger ventaja de cara al partido de vuelta de la semana que viene.

El conjunto de Toril logró sorprender a las blaugranas en una primera mitad en la que rozaron la perfección. Una presión asfixiante en el centro del campo y una gran solidez atrás hizo desactivó al ataque visitante, y en el minuto 8 un jugadón de Esther acabó con el balón en los pies de Olga Carmona, que cruzó perfecto para marcar.

No estuvieron las de Jonatan Giráldez cómodas en ningún momento, y y un tiro de Mapi al que respondió Misa y un cabezazo forzado de Jenni Hermoso fue su escaso bagaje ofensivo para lo que en ellas es habitual.

Tras el descanso, un penalti de Olga sobre Hansen, en el que el VAR intervino para avisar a la colegiada, fue transformado por Alexia Putellas.

El Barça estaba con cada vez mejores sensaciones, con las madridistas acusando el esfuerzo. Pese a que un chut de Esther alto dejaba claro que las de Toril no se rendían, las azulgranas llegaban con cada vez más claridad. Claudia Pina perdonó con todo a favor a pase de Rolfo, pero en el minuto 81 llegó el gol casi definitivo cuando la propia Pina agarró un balón en el área y se sacó un disparo imparable.

El Barça no bajó el ritmo y en el último minuto del descuento, Alexia hizo el tercer tras batir a Misa en el mano a mano tras un pase de Guijarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.