El juez de Barcelona José Antonio Cruz de Pablo ha procesado a la exmujer del productor televisivo Josep Maria Mainat, Ángela Dobrowolski, por haber intentado asesinarlo. La mujer, que ha sido convocada este viernes para tomarle declaración, intentó presuntamente acabar con la vida del humorista mediante la inyección de insulina y puede ser acusada de homicidio o de asesinato en grado de tentativa, según ha informado El Periódico y han confirmado fuentes jurídicas a la Agencia Catalana de Noticias.

Hace un año, la Audiencia de Barcelona rechazó archivar la investigación por el supuesto intento de homicidio en junio de 2020 con el argumento de que quedaban diligencias por practicar, como el interrogatorio de los sanitarios que atendieron al miembro de La Trinca la noche de los hechos en su domicilio y, posteriormente, en el hospital.

Un informe forense apuntaba que la causa de la hipoglucemia grave que sufrió Mainat podría no haber sido la insulina inyectada por Drobowolski, como asegura la acusación particular, sino un producto para adelgazar. Por eso, el tribunal consideraba que primero había que interrogar a los sanitarios.

Hasta el momento, ha quedado acreditado que Mainat padeció una hipoglucemia grave el 22 de junio, cuando se encontraba con su entonces mujer y sus dos hijos pequeños. También está probado que la mujer le administró una sustancia con el consentimiento del cómico. Después, le midió la glucosa cuando el productor se hallaba ya inconsciente y llamó a los servicios médicos por el estado en que se encontraba su marido.

Sin embargo, para los magistrados había que seguir investigando si la mujer tardó 26 o 41 minutos entre la medición del nivel de azúcar a su pareja y el aviso a los servicios de emergencias, si había un desfase temporal del aparato y si eran veraces o no los datos aportados por la defensa o la acusación.

La defensa de la mujer alegó que fue ella misma quien indicó a los sanitarios que Mainat era diabético y le «salvó la vida» antes de que llegara la ambulancia. También aseguró que la hipoglucemia desorientó a Mainat, y esto habría provocado la confusión entre los pinchazos de la enfermera con los de su mujer, que le suministró también un producto para adelgazar con su pleno consentimiento. En cambio, el humorista aseguró a los médicos del hospital que él no tomaba este producto, pero accedió por no discutir con su mujer.

El juez de instrucción ha apreciado como «elemento incriminador» las grabaciones de una cámara de seguridad de la cocina en las que se observa a Drobowolski aquella noche, antes de la hipoglucemia, ir hasta 13 veces a la nevera y, en ocasiones, permanecer durante dos minutos manipulando algo en el interior. Al abandonar la estancia, se ve a la mujer regresar a la habitación donde estaba Mainat. Sin embargo, en los 20 minutos anteriores a la llegada de los facultativos del SEM, no volvió a la cocina. 

«Estas visitas a la cocina y la permanencia en la habitación sin salir al menos 20 minutos antes de que llegasen los facultativos del servicio de emergencias interpretadas aisladamente pueden tener explicaciones ajenas a los hechos, pero también una explicación incriminatoria«, dicen los magistrados, que apuntan que solo después de una investigación «completa» pueden valorarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.