Volodimir Zelenski ha implorado este miércoles ante el Congreso de EE UU la exclusión aérea y comparó la invasión rusa con el 11-S. El presidente de Ucrania ha pedido ayuda al país norteamericano con un impactante vídeo en el que mostró el antes y el después de un país destrozado por la guerra. «Cerrad el cielo sobre Ucrania», pidió el líder ucraniano ante los mandatarios estadounidenses, en un discurso en el que apeló a EE UU como «potencia líder del mundo».

Las imágenes compartidas expresaron una dureza máxima. El vídeo empezó con fotos y vídeos de las principales ciudades ucranianas antes de la invasión rusa, con sonrisas, celebraciones... una vida normal al fin y al cabo. Pasó después a mostrar las mismas zonas ante la dureza de la guerra: niños solos llorando, morgues, ataques sobre edificios de civiles, mujeres embarazadas evacuadas, refugios, gente huyendo de la guerra. Destrucción total.


Drama Theater en Mariúpol.

Tras esos dos minutos, Zelenski ha incluido en su discurso alusiones directas a la historia de Estados Unidos, como el ataque sufrido en la base de Pearl Harbor, los ataques del 11-S o el célebre discurso de Martin Luther King, cambiando el «tengo un sueño» por «tengo una necesidad» para solicitar más ayuda a los socios internacionales.

Zelenski ha subrayado que «ahora mismo se decide el destino» de Ucrania, aunque ha advertido de que la «ofensiva brutal» de Rusia no va dirigida sólo contra su país, sino también contra «valores humanos» universales. Es «la peor guerra desde la Segunda Guerra Mundial», ha señalado. «En el momento más oscuro para nuestro país, para toda Europa, os pido que hagáis más. Se necesitan nuevos paquetes de sanciones, constantemente, todas las semanas, hasta que se detenga la máquina militar rusa», ha apostillado.

El presidente ha concluido su alocución con un llamamiento directo a Biden, a quien ha emplazado a tomar las riendas de la respuesta internacional. «Ojalá seas el líder del mundo. Ser el líder del mundo significa ser el líder de la paz», ha concluido, ante la ovación de los allí presentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.