El bombardeo del cohete Point-U con bombas de racimo el 14 de marzo fue una provocación de Rusia.

Esto fue anunciado por Ukrinform, refiriéndose al análisis del fundador del Equipo de Inteligencia de Conflictos, Ruslan Leviev, en el aire de la televisión «Nastoyaschee Vremya».

«Simplemente vino a nuestro conocimiento entonces [the shelling of Donetsk with a Tochka-U missile on March 14] fue una provocación”, dijo Leviev.

Según él, el CIT tiene una amplia experiencia en el examen de los restos del cohete Point-U encontrados en tierra, lo que permite determinar de dónde provino. El hecho es que el misil, la cola del Tochka-U es pesada. Cuando una ojiva se desprende de él en el aire, mantiene su dirección y velocidad.

Las fotos del incidente, tomadas en Donetsk, muestran que la parte del misil de Point-U se encuentra en el bulevar Shevchenko, con la cola apuntando hacia el sureste y el frente hacia el noroeste. En base a esto, podemos geolocalizar que el cohete llegó desde el sureste. «El territorio controlado por las fuerzas rusas y las fuerzas separatistas es el sureste [of Donetsk] para todos los 120 km – el rango de impacto Point-U. No hay fuerzas ucranianas allí. En consecuencia, el misil ucraniano no puede llegar desde allí «, explica el analista de CIT.

También refutó las mentiras de los combatientes de la DNR (capturados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia), quienes dijeron que el misil había sido derribado por las fuerzas de defensa aérea. Según las fotos, no hay signos de daños en los restos del cohete que yacen en el suelo. Al mismo tiempo, Leviev confirma el hecho de que la ojiva del misil estaba cargada con municiones en racimo.

Según el fundador de la CIT, la necesidad de tal provocación, una «acción terrible» para las fuerzas armadas rusas, se explica por la situación actual en el frente y en los medios. Todo el mundo y toda la población ucraniana ve a las fuerzas rusas bombardear ciudades (solo en Mariupol miles de muertos), y resulta que el otro lado, las fuerzas rusas, deben equilibrar de alguna manera sus «posiciones morales» para demostrar que no son tales bestias. y que los ucranianos supuestamente están realizando ataques”, dijo Leviev.

En su opinión, para tener tal argumento, la parte rusa estaba «muy lista… para tomar tal acción con la muerte real de la población civil en Donetsk».

Según los informes, el 14 de marzo, el centro de Donetsk fue alcanzado por un misil disparado por el sistema de misiles tácticos Point-U. Veinte personas murieron y otras 28 resultaron heridas. El Ministerio de Defensa de Rusia y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia han culpado a Ucrania por el ataque, diciendo que «nacionalistas» supuestamente dispararon desde la ciudad de Pokrovsk.

El alcalde de Pokrovsk, Ruslan Trebushkin, dijo que no se habían disparado cohetes desde la ciudad hacia el Donetsk ocupado. Leonid Matyukhin, empleado del Centro de Información Operacional del Ministerio de Defensa de Ucrania, también negó categóricamente tales acusaciones.

El 24 de febrero, el presidente ruso Putin declaró la guerra a Ucrania y lanzó una invasión a gran escala. Las tropas rusas están bombardeando y destruyendo infraestructura, realizando bombardeos masivos de áreas residenciales de ciudades y pueblos ucranianos con la ayuda de artillería, MLRS y misiles balísticos.

Se impuso la ley marcial en Ucrania y se anunció una movilización general. Ucrania rechaza a los invasores rusos.

viejo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.