El último fenómeno climatológico ya está en España. La borrasca Celia, que se ha fraguado durante los últimos días, ha dejado cambios de temperaturas en distintos puntos de la Península y traerá consigo las lluvias que tanta falta hacían estos dos últimos meses. De hecho, las primeras ya se han producido en algunas comunidades, como es el caso de Andalucía y Madrid, que han amanecido con fuertes precipitaciones. 

El origen de este fenómeno climatológico ha tenido lugar este domingo entre el sur de Portugal y Marruecos, donde hay un embolsamiento de aire frío en altura acompañado por un centro de bajas presiones.


Alicante con calima este lunes.

Lo más característico de Celia, en palabras de Roger Solé, geógrafo, meteorólogo, periodista y actual colaborador de Meteored, es que traerá consigo «lluvias de barro, vientos fuertes y racheados y temporal marítimo». Pero además, contará con fenómenos extraños y anómalos, como enumera Solé a 20minutos.es: «La persistencia de las precipitaciones, ya que es raro que llueva una semana seguida, y la calima, que es la concentración de polvo en suspensión, puesto que no sucede normalmente en la magnitud e intensidad que viene». Sobre este último han sido testigos cientos de personas en distintas provincias españolas como es el caso de Murcia, Almería, Valencia y Alicante, donde el cielo se ha teñido de color naranja gracias a la irrupción de polvo sahariano.

Pero ¿en qué consiste esta borrasca? «No sería exactamente una gota fría», explica el meteorólogo. «Se trata de una zona de aire frío descolgada de la circulación general atmosférica acompañada de bajas presiones. Se encuentra en el suroeste de la Península Ibérica, generando un flujo de vientos del suroeste que arrancan desde el norte de África y transportan mucho polvo en suspensión que se traduce en calima, que viene del desierto del Sahara».


Calima en Murcia.

Lluvias generalizadas a partir del miércoles

Así, y pese a que la borrasca dejará fuertes precipitaciones durante casi toda la semana, el martes se minimizarán todos los efectos climáticos: lloverá menos que el resto de la semana. Sin embargo, el miércoles lloverá de manera incesante en el centro y este peninsular, como en el Sistema Central, Ibérico, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana. Y en forma de chubascos en Galicia, Castilla y León, Extremadura y Baleares.

Durante la jornada del jueves, la inestabilidad y las precipitaciones se desplazarán a la mitad este de la Península y el archipiélago balear, con nieve a partir de los 1700 metros en los Pirineos y lluvias irregulares en la Comunidad de Madrid, Andalucía y Extremadura.

De manera resumida, según Solé, el martes dará «una pequeña tregua, con menos lluvia», mientras que el miércoles y el jueves se fortalecerá «la zona de aire frio, humedad e inestabilidad. y el viernes, sábado y domingo tiende a mejorar». 

Precipitaciones en Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía


Dos operarios revisan el último montaje de la falla de la Plaza del Pilar.

En este sentido, se esperan lluvias para el final de las Fallas 2022. Durante el viernes, sábado y domingo habrá una pequeña gota fría en el sureste peninsular, con vientos marítimos muy húmedos que incrementarán la inestabilidad en la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, donde las precipitaciones podrían ser de carácter torrencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.