Unas 5.000 personas murieron en Mariupol durante el asedio ruso, incluidos casi 210 niños.

Los datos fueron proporcionados a los medios por el alcalde de Mariupol Vadim Boychenko, informó Ukrinform.

«Veintisiete días después de que comenzara el asedio, el 27 de marzo, casi 5.000 personas fueron asesinadas en Mariupol, incluidos unos 210 niños», dice el informe.

Durante este período, los bombardeos y bombardeos enemigos dañaron 2.340 bloques de apartamentos, lo que representa el 90% del total, de los cuales 1.560 (60%) fueron alcanzados directamente y 1.040 (40%) fueron destruidos. En el sector privado, 61.200 (90%) viviendas fueron afectadas, de las cuales 40.800 (60%) fueron golpeadas directamente y 27.200 (40%) fueron destruidas.

Lea también: Alcalde Boychenko: Unos 160.000 civiles siguen atrapados Mariúpol

Las tropas rusas destruyeron tres hospitales y dañaron otros siete. Además, 57 escuelas y 70 jardines de infancia resultaron afectados, de los cuales 23 y 28 quedaron destruidos, respectivamente.

También resultaron dañados dos fábricas, un puerto y una unidad militar.

Antes del bloqueo, hasta 140.000 personas huyeron de Mariupol y 150.000 personas fueron evacuadas de la ciudad después de que fuera sitiada. Unas 170.000 personas siguen sitiadas y 30.000 han sido deportadas de Rusia, dijo Boychenko.

El alcalde de Mariupol señaló que estas cifras son solo aproximadas, ya que es imposible estimar con precisión las pérdidas hasta que disminuyan las hostilidades activas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.