El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha vuelto a calificar a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de «criminal de guerra», al tiempo que ha prometido más sanciones contra Rusia en represalia por la invasión de Ucrania.

Biden, de visita en Polonia, ha resaltado que «lo más importante» que la comunidad internacional puede hacer en este momento es «mantener a los países democráticos unidos» en la oposición a la invasión rusa y «esforzarse» por mitigar «la devastación» causada «por un hombre, que francamente» Biden considera «un criminal de guerra». «Creo que también cumplirá con la definición legal», ha agregado.

En una rueda de prensa junto al presidente de Polonia, Andrzej Duda, ha resaltado la «unidad» de los aliados y las sanciones impuestas contra Rusia, las «más severas de la historia». «Vendrán más«, ha asegurado.

La importancia de la ayuda humanitaria a Ucrania

Durante su intervención, ha destacado el «sufrimiento» que se vive en Ucrania y ha puesto en valor la ayuda humanitaria que Polonia presta a Ucrania en el marco del conflicto.

Biden ha agradecido a las organizaciones humanitarias el envío de ayuda a Ucrania y la asistencia proporcionada a los refugiados ucranianos. Polonia es el país que más refugiados ucranianos ha recibido, 2,2 millones hasta el momento, según cifras de Naciones Unidas.

A juicio del presidente estadounidense, la respuesta humanitaria tiene «consecuencias enormes» en la vida de los ucranianos, que necesitan bienes vitales como alimentos, mantas o medicinas, según ha precisado.

Biden ha precisado que se encuentra en Polonia para ver «de primera mano» la crisis humanitaria, aunque ha lamentado que no puede hacerlo desde Ucrania.

La Administración Biden anunció el jueves que Estados Unidos destinará más de mil millones de dólares en asistencia humanitaria para los ucranianos afectados por la guerra. Unos 3,6 millones han salido ya del país ucraniano.

Por su parte, Duda ha agradecido a Biden su presencia en Polonia, porque «envía una fuerte señal de unidad». «Es una gran señal del apoyo a la unidad euroatlántica, la unidad con Polonia» y «demuestra la gran amistad» entre Varsovia y Washington.

El presidente polaco ha subrayado que los soldados estadounidenses desplegados en Polonia «salvaguardan la seguridad de la frontera» del país y de toda la comunidad de la OTAN. En este sentido, ha asegurado que el flanco este de la Alianza es «una línea de frente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.