El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles el envío de 100 drones estadounidenses a Ucrania y aseguró que ayudará a ese país a adquirir sistemas antiaéreos «de mayor rango» para defenderse de los bombardeos rusos.

Biden hizo el anuncio en un discurso en la Casa Blanca, en el que ordenó la entrega de 800 millones de dólares más en asistencia a Ucrania, después del apasionado discurso del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, por vía telemática ante el Congreso estadounidense.


El presidente Zelenski en videoconferencia en el Congreso de EE UU

«Esto incluirá drones, lo que demuestra nuestro compromiso de enviar nuestros sistemas de tecnología más puntera a Ucrania para su defensa», aseguró el mandatario, sin aclarar si esos aviones no tripulados estarán armados.

Un funcionario de alto rango de Defensa de EE UU precisó posteriormente, en una llamada con periodistas, que los drones anunciados por Biden servirán para «asestar un golpe a Rusia». El funcionario, no obstante, tampoco quiso precisar si los aviones no tripulados estarán armados o si serán únicamente de vigilancia.

La fuente del Pentágono rehusó ofrecer más detalles sobre los drones, que serán enviados «lo más rápido que sea posible», y agregó que el avance de las tropas rusas continúa estancado cerca de Kiev, donde no se ha producido un progreso «tangible». Ante esta situación, Moscú está moviendo sus fuerzas de la retaguardia a la vanguardia, indicó el funcionario estadounidense.

Misiles, lanzacohetes, armas ligeras…

De acuerdo con EE UU, desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de febrero, Rusia ha lanzado más de 980 misiles contra el territorio ucraniano.

De momento, el Pentágono no ha visto indicaciones de que Rusia vaya a lanzar un asalto anfibio contra la localidad de Odesa, junto al mar Negro, pese al aumento de los ataques contra esta localidad por parte de la artillería naval de Rusia.


Una pancarta en Odesa pegada a un puesto de control reforzado con bloques de hormigón y sacos de arena

La Casa Blanca precisó que, además de los cien «sistemas aéreos tácticos no tripulados» que se mandarán a Ucrania, el paquete incluye 800 nuevos misiles antiaéreos Stinger, lo que elevará a más de 1.400 los proporcionados a ese país en el último año.

Estados Unidos entregará asimismo a Ucrania otros 9.000 proyectiles antiblindados, entre ellos 2.000 misiles Javelin más, 6.000 lanzacohetes antitanque de tipo AT-4 y 1.000 armas más ligeras que sirven para destruir vehículos acorazados.

La asistencia incluye también 100 lanzagranadas, 5.000 rifles, 1.000 pistolas, 400 ametralladoras y 400 escopetas, así como más de 20 millones de balas y municiones para esas armas de fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.