Este jueves 10 de marzo, una nueva gala de Secret Story: la casa de los secretos vio la luz en Telecinco. Presentado por Carlos Sobera, el programa comenzó más tarde de lo habitual, por un monográfico especial que preparó Mediaset sobre la invasión de Ucrania. El formato ilustró algunos de los momentos protagonizados por Belén Esteban durante los últimos días.


Sara, la nueva concursante de 'Secret Story'.

La princesa del pueblo llevaba en la casa de Guadalix de la Sierra desde el jueves, cuando se sumó a la convivencia tomando el testigo de Nagore Robles, Isa Pantoja y Carmen Lomana. La colaboradora de Sálvame diario hizo reír en muchas ocasiones a los concursantes, pero también tuvo sus momentos emotivos.

En un vídeo se pudo ver cómo la de San Blas habló con sus compañeros sobre una etapa muy mala que pasó. Aunque no lo verbalizó, se pudo leer entre líneas que hablaba de la racha en la que consumía drogas.

«Tuve unos años malos y nadie confiaba en mí. Yo decidí confiar. Verme antes y ahora… es impresionante, es ahora cuando soy yo. Y yo luchaba contra mí misma. Y vencí al mal hasta que dije ‘hasta aquí’. Me miraba al espejo y me decía que ‘valgo mucho’. Al final no hay opción y tienes que tirar, aunque está claro que unos días te costará más que otros», reflexionó.

Eso sí, pese a lo cómoda que pareció en la convivencia, al irse se mostró bastante impaciente y dijo que «no volvería». Y es que, su salida fue de lo más truculenta: un grupo de zombies del Parque de Atracciones de Madrid se coló en la casa para llevársela, haciendo que su despedida pasara a ser de lo más cómico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.