La comedia tiene cada vez más aristas, formatos y tipos de público, y se podría decir que la pandemia ha ayudado a que esto prolifere. Buen ejemplo de ello es AleXSinos, un creador de contenido que comenta la crónica social y televisiva con un lenguaje muy particular.

Casi como si fuera un superhéroe clásico, su identidad y su rostro son desconocidos, pero eso no impide que sus más de 143.000 seguidores de Instagram conecten con él y, sobre todo, con su contenido.

En tiempos como el confinamiento, en el que todo parecían malas noticias, el entretenimiento y la diversión jugó un gran papel. Y ahí fue donde AleXSinos explotó su faceta más humorística a la que le dio su toque personal. Sus fans están más que acostumbrados a sus coletillas y a los famosos sobre los que habla, ya sean rostros de Mediaset como Belén Esteban o influencers como María Pombo.

¿Qué es Alexsinos? Es un personaje, mi alter ego que a veces se aleja de mi personalidad y por momentos va muy en paralelo conmigo. Y a lo que se dedica AleXSinos es a publicar contenido diariamente en el que comenta, bajo su tono de comunicación y su estilo humorístico y sarcástico, un poco la actualidad del día a día que abarca temas como la televisión, crónica social, eventos, estados de ánimo… Entonces, si lo tuviese que definir en una frase, AleXSinos es un personaje que se dedica a comentar la vida del día a día.

Avatar de AleXSinos.

Alexsinos

Este asturiano, de nombre Álex, vive en Madrid desde hace 14 años, cuando llegó para estudiar la carrera. Desde entonces, se enamoró de la ciudad y no se ha marchado, pues logró convertir su vocación en su profesión. Paralelamente a su empleo, también ha conseguido hacerse un gran hueco en las redes sociales -aunque sin mostrar su rostro ni desvelar su identidad- como AleXSinos.

¿Cómo le surgió la idea de abrirse la cuenta? Pues hace como 13 años o así empezó este perfil y se fue adaptando a las modas del entorno social que han ido pasando en este tiempo. Es decir, empezó siendo un blog en el que se comentaba con un contenido más editorial y más desarrollado; luego pasó a una página de Facebook que es parecida a lo que hoy en día hay en Instagram; después fue un Twitter; y finalmente, Instagram. Y es justo en Instagram, y un poco en Twitter, donde el perfil explota en cuanto a visibilidad y repercusión.

¿Ha tenido algún vídeo que se haya hecho viral y le haya hecho crecer más? Creo que estuve como diez años teniendo tres o 4.000 seguidores. Y en un año crecí 60.000. Fue justo en la pandemia, que recuerdo que había días que crecía 1.500, no entendía nada. A partir de ahí es cuando AleXSinos crece de verdad, porque entendí que la gente lo que quería era pasárselo bien en un entorno que no había nada más que malas noticias y negatividad. Así que exploté mi parte humorística, divertida y más motivacional. Hay un punto en el que a lo mejor empieza a crecer más, que es cuando comento La isla de las estaciones 1. Esa fue la plataforma de ascenso y luego rápidamente empezaron a salir las típicas líneas de contenido como ‘La decadencia’ o ‘Los Merches’.

Eso forma parte de su propio lenguaje. ¿Podría hacer un cursillo rápido de algunas de sus frases míticas? Una de las señas de identidad de la cuenta es la coletilla ‘viva’, que se aplica sin sentido a palabras y que yo creo que es como que se engancha mucho a mi vocabulario. Esto lo dice mucha gente, no es una creación mía, pero yo lo uso en mi día a día. Es aquello de ‘vacunada viva’, ‘amargada viva’, ‘estresada viva’… Luego están ‘los Merches’, que es un tío que está bueno. Intentando ser lo menos normativo posible, y es verdad que cada uno tiene sus gustos y demás, pero suelen ser los típicos que nos gustan más o menos a todos. Luego, otra de las cosas típicas son las palabras asociadas a ropa como el ‘escote tentaciones’, que es un tipo de escote muy típico de La isla de las tentaciones, o lo de ‘DOAS’, que es ‘Diseñador Oriental Apuesta Segura’, por este rollo así como de ropa plastificada.

¿Y el mundo Thalía o Mónica Naranjo? Sí, de Thalía hay varios, como lo de ‘salirse del guacal’, que aplica un poco a todo en general, en plan ‘me salí del guacal en el trabajo porque le contesté a mi jefe superborde’. Y lo de ‘rostro’, que es como Thalía llama a sus animalitos. Y de Mónica Naranjo está ‘oveni’, que son las sandalias que te ahogan la pierna y es de la canción que dice ‘O ven y aprieta más’; o lo de ‘negra por fuera’ también es muy típico, que es por este gusto de muchos por estar supermorenos, pues estás negra por fuera. Hay muchas expresiones. A veces hay un freno para los nuevos seguidores que me dicen ‘no entiendo esto, es como difícil’. Por eso hay un destacado en stories que se llama Academia en el que se explica todo.

Pero luego hay una expresión que no responde, que es ‘legante o pijotera’. Son dos conceptos creados por Dakota, de Hermano mayor, y nacen de un unboxing de prendas de una marca. Ella misma iba definiendo la ropa muy a su estilo y una manera era ropa ‘legante’, literalmente dice ‘legante’, y otro tipo de ropa dice que es ‘de pijotera’. Y eso se convirtió en un post en el muro, que ahí sigue a modo de pista, y empezamos a valorar looks diciendo: ‘¿Esto es legante o pijotera?’. Y hubo un momento en que se explicó muy al principio y había muy pocos followers, pero luego se ha quedado como el misterio que nunca se va a resolver, porque tú no sabes qué es ‘legante’ y qué es ‘pijotera’, porque Dakota no te lo explica.

¿De dónde surge el nombre de la cuenta? Yo me llamo Álex y soy asturiano, donde hay una coletilla de acabar todo en ‘-in’, ‘-ino’, como ‘pequeñín’. Entonces mi abuela Otilia, que es una de las personas más importantes para mí, me llamaba Alexsín o Alexsinos. Y cuando me hice mi primer Fotolog me puse AleXSinos en homenaje a ella.

¿Cómo gestiona su día a día para subir tanto contenido? Yo trabajo en una empresa privada 8 horas al día como cualquier hijo de vecino, y hay mucha gente que se sorprende de cómo lo hago para estar tanto rato actualizado y subiendo cosas. Hay como dos tipos de contenido de los que yo publico. Unos son los de inmediatez, de cosas que están pasando ahora, y justo son los que menos esfuerzo me llevan porque me los envía la gente. Yo estoy en mi trabajo con el móvil al lado y cuando veo que Instagram empieza a arder es porque Anabel Pantoja o Belén Esteban han hecho algo, o sea, que ha pasado algo. Entonces me meto y lo veo, lo capturo y lo publico. Y luego hay otro contenido que es más editorial, más de búsqueda mía y de pensar. Los post del muro o cosas que tienen más mi tono, por ejemplo, la búsqueda de ‘las decadencias del día’ o ‘el Merche del momento’. Se puede decir que le dedico menos tiempo del que podría parecer y estoy muy actualizado gracias a la gente. Eso sí que son los seguidores que yo me merezco, literalmente (ríe). Amo a mi comunidad.

¿También tiene haters? El porcentaje es mínimo, y no son tan haters hacia mi persona, sino hacia el contenido que publico. Hay temas como Rocío Carrasco, Antonio David o Eurovisión, por ejemplo, que en la sociedad generan mucha controversia y cuando yo los publico en Instagram no dejan de generarla. Hay veces que me puede salpicar y me dicen ‘se nota que eres poco objetivo’, pero superpoco. Y en cuanto al resto de seguidores, en general intento contestar, y somos como una gran familia. Si le preguntas a alguno de ellos, no creo que te digan ‘un día me contestó’. No, yo respondo siempre que puedo y fluye muy bien, y esto hace que me ayuden más con los contenidos y que seamos como colegas.

En un aspecto más personal, ¿quién es Álex? Pues es un asturiano que a los 23 años se fue a Madrid a estudiar la carrera que le molaba y, desde entonces, se enamoró de la ciudad y de su profesión. Por eso, a día de hoy sigue viviendo en Madrid y trabajando de lo que estudió, que eso es una suerte. Más allá de eso, yo creo que soy un tío muy divertido, muy fiestero, muy de estar siempre rodeado de amigos, de conocer gente, de viajar… Vamos, esto que hago los viernes de dar a elegir entre sofá y fiesta, yo, si fuera seguidor, jamás apretaría el sofá. No soportaría estar todo el día en casa viendo la tele, leyendo… Me encanta correr por ahí.

¿También tiene redes sociales personales? Pues sí, pero no. Es decir, tengo un perfil personal de Instagram pero no hay fotos mías, no aparece ni mi nombre. Es decir, que es casi imposible localizar, y encima está muerto y enterrado. Con toda la cantidad de contenidos que tengo que publicar en AleXSinos no me da la vida para lo otro.

Ha comentado que tiene otro empleo aparte de las redes sociales. Sí, tengo dos trabajos más que son como la columna vertebral de mi economía y de mi tranquilidad a fin de mes. Y luego las redes empiezan hace un año o un par de años como una diversión. Pero sí que es verdad que cada vez está más profesionalizado, y no porque yo le invierta más o menos cariño, sino porque la marca AleXSinos ha ido creciendo, he abierto una tienda online en la que hay productos de merchandising, me salen colaboraciones con marcas… Pero yo creo que hay una cosa como romántica, que espero que nunca se acabe, y es que, como para mí AleXSinos no es mi fuente de ingresos principal, yo no busco monetizar y monetizar, sino que me lo paso bien. Y si las marcas creen que yo puedo ser un embajador de un producto, bienvenido sea. Pero no hay una obsesión de monetizar AleXSinos y eso es guay de cara al contenido y al seguidor.

¿Y no se plantea dedicarse a tiempo completo? Ojalá yo pudiera dedicar mi vida a esto, pero de momento no lo veo factible. Si en algún momento llego a dedicarme a tiempo completo a AleXSinos es porque va a ir creciendo de manera orgánica, no porque yo corra más de lo que corre el crecimiento de la marca. Ojalá que sí. Me gustaría, pero que sea en el momento adecuado y porque yo creo que es el momento de hacerlo y tengo una seguridad en ello.

¿Por qué no quiere mostrar su rostro? El protagonista de AleXSinos es el contenido y no el creador. Entonces no hace falta que yo salga para que la gente disfrute. Es más, creo que si yo saliese más, habría gente que no lo entendería. Mucha gente me sigue por ver contenido, no por verme a mí. Esto hace que, por un lado, se genere mucha expectativa de quién soy yo, cómo soy o si me parezco al emoji, pero también a mí me alivia. Yo admiro, por ejemplo, a LalaChus, las Pombo o todo el mundo que está poniendo la cara y tiene que hablar delante del móvil. Digamos que mi perfil en ese sentido me alivia mucho. ¿Me preocupa muchísimo que pueda aparecer mi cara? No. En algún momento seguro que aparecerá por algún lado. Simplemente es eso: el planteamiento de esta marca es que no salgo porque el protagonista es el contenido.

¿No se plantea mostrarla en el futuro por si le puede abrir otros caminos? Me han hecho alguna propuesta para comentar en tele cosas de Mediaset. Podría haber dicho que sí, pero a día de hoy, como yo quiero enfocar la marca, no va de Álex comentando cosas. Me parecía como que se iba del estilo que yo quiero en la marca. O sea, mi voz ya ha salido en pódcast y demás, y por ahí me siento cómodo, porque no deja de ser un anonimato a medias. Pero mi lenguaje y mi forma de hablar no es la misma que AleXSinos, entonces creo que si de repente me ves como espectador en la tele, no estás escuchando como yo hablo en Instagram, no tiene sentido.

¿Qué opina la gente que conoce su identidad sobre su contenido? Pues hay dos tipos de seguidores conocidos. Los que me siguen porque les gusta mucho el contenido, porque al final siempre tienes amigos afines a ti, que ven Telecinco y todas estas cosas. O mi madre, que es más de Sálvame que yo. Entonces estos lo ven y fluye muy bien porque se enteran de todo y saben más que yo. Y luego están los que me siguen porque me conocen y se habla de mí, pero me dicen: ‘Tío, me entero de nada de lo que pones, no conozco a nadie, no sé nada’. Pero bueno, si se ríen una vez al día…

De todo el tiempo que lleva con la cuenta, ¿cuál es el mayor logro que ha conseguido? Me gustaría matizar que no es por peloteo, pero mi mayor logro es pasar de que las celebrities e influencers me vieran al principio como una amenaza a que ahora me vean como a un colega en algunos casos. En otros me ven como un friki majo de internet, y con otros estoy empezando a tener relación, incluso. Es un logro muy guay dejar de ser algo como un hater más, aunque mi contenido no es nada hater, es humorístico. Ha habido veces que yo he faltado al respeto, porque así lo ha considerado la persona, no por mi intención, y he pedido disculpas y borrado el contenido. Y en público suelo contarlo. Pero es un gran logro pasar de amenaza hater a molar a la gente y que muchos me sigan.

¿Con cuáles ha entablado amistad? Mi mayor amistad conseguida gracias a AleXSinos es Anabel Pantoja, la celebrity más grande con la que tengo mucha relación. Ya nos escribimos por WhatsApp, me cuenta alguna cosa suya o yo le comento cosas mías. Todavía no conoce mi cara, y muchas veces me dice que le da pena verla por perder la magia. Y luego María Verdoy, periodista de Viva la vida, es como una amiga, quedo casi una vez por semana con ella. Y luego tengo muy buena relación con mucha gente como Laura Fa, Nagore Robles, Belén Esteban, que es mi mayor musa y se ha portado superbien conmigo. Todas las veces que le he hecho algún homenaje o lo que sea siempre ha respondido superbien. A mí no me gusta molestarla por privado, pero le escribí para felicitarle el año y me respondió con un audio supercariñoso. Me dijo: ‘Álex, gracias, cómo me río contigo…’. El último que me mandó me decía ‘No te imaginas lo que me río con los vídeos que haces con mis memes’. Ella misma lo ve y se ríe.

¿Y al contrario? ¿Le ha bloqueado alguien a quien haya parodiado porque se ha molestado? Hay una cosa muy curiosa, y es que Merche, Nagore y Anabel Pantoja, tres grandes divas de AleXSinos, me tenían bloqueado en Twitter porque seguramente puse alguna tontería, en el momento en el que lo leyeron les pareció fatal y dijeron ‘hasta luego’. Y el otro día puse un tuit de La isla de las tentaciones, lo compartí en Instagram y, cuando Nagore fue a retuitearlo, se dio cuenta de que me tenía bloqueado. Me dijo: ‘Mala pécora, seguro que alguna barbaridad pusiste de mí’. LoveYoli también me bloqueó en Instagram al principio de los tiempos, cuando me veía como una amenaza, pero gracias a la relación que tuve con su marido Jorge me acabó desbloqueando. Y luego Carla Barber, Diego Matamoros, Soraya Arnelas o Pablo Motos también me tienen bloqueado.

Como usuario, si tuviera que quedarse con un creador de contenido, ¿cuál sería? Mi favorita es LalaChus, sin duda. En el story de fin de año le pedí que hiciera una dedicatoria a mis followers, quién mejor para hacer esto que mi instagramer favorita. Pero, aunque parezca increíble, no soy muy de estar horas consumiendo contenido. Veo los stories de los 20 primeros que me salen y luego me canso y me voy. Como consumidor, no paso muchas horas viendo contenido, pero sí te diría que me flipan LalaChus, Anabel Pantoja o Belén Esteban, que tiene un tono muy característico en Instagram, muy noble, sin postureo… Y luego sigo contenido de las Pombo y toda esta gente, porque a veces pensamos ‘¿Por qué vemos cosas de gente que no me interesa?’. Pero sí, me parece relevante ese grupo de las Pombo y la gente de la tele y demás. Quien me aburre soberanamente es todo aquel participante de reality en el momento en el que se acaba el programa. En cuanto acaba el salseo de la tele me aburro viéndolos, todo el rato anunciando mierdas como mallas, aparatos dentales, etc.

¿Tiene un meme favorito? Uno de Belén Esteban, sin duda, pero hay muchos que creo que aplican a todos los creadores de contenido. ‘Cómo me alegro tía de verte ahí’ o ‘¿Qué hago, súper, me mato?’. Son como universales. Pero hay varios que se pueden asociar más a mí, que son el de ‘No, cariño’, que es de los pocos que uso en mi vida personal; el de ‘Quedas tan mal, cariño’; y luego está el ‘Sí lo digo’, el meme por antonomasia.

De cara al futuro, ¿dónde cree que le llevará su cuenta en las redes? ¿Quizá a sacar un libro? No sé si es una falsa humildad o no, pero cuando veo libros de gente que ha evolucionado su perfil los admiro mogollón, porque consiguen hacer cosas que me parecen relevantes y que gustan. Pero me pongo delante de un espejo y pienso ‘¿A quién le va a interesar un libro mío?’. No lo va a comprar nadie porque no tengo nada que contar. Mi entorno me dice que puedo sacar una agenda para 2023, así que a lo mejor la marca evoluciona, ahora vendo camisetas pero quizá el año que viene hay una libreta. No lo sé, digamos que todo lo que pasa en AleXSinos va fluyendo, no hay una hoja de ruta. Surgen oportunidades, como por ejemplo esta entrevista, que para mí es algo muy guay porque pienso: ‘¿A quién le interesa entrevistarme a mí?’. No me cierro a nada que esté por venir, pero tampoco tengo nada previsto. A mí me gustaría tener un pódcast, yo solo o con más gente, para trasladar el contenido de Instagram a otro formato que pueda llegar a otras personas. No reinventar la rueda, sino en un programa de media hora hablar de ‘las decadencias de la semana’, o de ‘los Merches’, o que aparezca en llamada uno de los personajes típicos de AleXSinos y que comente sus propios memes. Como una evolución del formato, pero siempre manteniendo la esencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.