El Gobierno ha asegurado este viernes que se inicia una «nueva etapa» de la relación con Marruecos basada en el «respeto mutuo, el cumplimiento de los acuerdos, la ausencia de acciones unilaterales y la transparencia y comunicación permanente».

Por medio de un comunicado, el Ejecutivo ha reaccionado así al comunicado de Rabat, dando a conocer la intención de España de apostar por la propuesta de autonomía presentada por Marruecos para el Sahara Occidental como «la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa».


Pedro Sánchez, en Bruselas.

Según la nota difundida por el Gabinete Real marroquí a través de un comunicado, Sánchez ha escrito al rey Mohamed VI una carta en la que «reconoce la importancia de la cuestión del Sahara para Marruecos» y destaca sus «esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable» a la disputa sobre el Frente Polisario por la excolonia española.

Afrontar juntos los desafíos comunes

La aceptación de España de la propuesta marroquí abre así una nueva etapa que «se desarrollará, tal y como indican los comunicados del Gobierno de Marruecos, en una hoja de ruta clara y ambiciosa», con el objetivo de «garantizar la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad de nuestros dos países», ha destacado la nota de Moncloa.

El Gobierno reitera así la «determinación» de España y Marruecos de «afrontar juntos los desafíos comunes, especialmente la cooperación en la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y en el Atlántico, actuando siempre con un espíritu de total cooperación, y restablecer la plena normalidad en la circulación de personas y bienes, en beneficio de nuestros pueblos».

Por todo ello, el Gobierno «acoge con satisfacción» la programación de un viaje del presidente Pedro Sánchez a Marruecos para desarrollar la hoja de ruta de esta nueva etapa, así como la invitación para que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, visite Rabat antes de final de mes, concluye el comunicado.

El viaje de Albares

El viaje del ministro precederá al que realizará «próximamente» el propio presidente del Gobierno, han precisado las fuentes, confirmando así lo anunciado poco antes por Rabat.

El anuncio de la visita se produce después de que Rabat haya informado de que Sánchez ha enviado una carta a Mohamed VI en la que sostiene que el plan de autonomía para el Sáhara Occidental planteado por Marruecos constituye «la base más seria y realista» para lograr una solución a este conflicto.

Según el comunicado publicado por la Casa Real marroquí, en su misiva Sánchez manifiesta que «España considera la iniciativa marroquí de autonomía, presentada en 2007, como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo». Dicho plan deja este territorio bajo soberanía marroquí aunque con algunas competencias cedidas y es rechazado por el Frente Polisario.

España y Marruecos iban a celebrar una Reunión de Alto Nivel (RAN) a mediados de diciembre de 2020 pero la cita quedó aplazada por la pandemia de COVID-19. El estallido de la crisis diplomática por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en abril, a la que siguió la entrada masiva de migrantes en Ceuta en mayo y la llamada a consultas de la embajadora marroquí han impedido que se fijara una nueva cita hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.