El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado que España lleva «demasiados años siendo espectador» de la situación en el Sáhara Occidental, de la que el país es potencia administradora de iure. Bajo este argumento ha justificado el pacto con Marruecos, por el que el Gobierno pasa a definir la propuesta de autonomía del país dirigido por el rey Mohammed VI como la más «realista», dando un giro de 180 grados a la ‘neutralidad’ que habían mantenido anteriores ejecutivos. Además, Albares ha anunciado que visitará Marruecos el próximo 1 de abril para «preparar un futuro viaje del presidente del Gobierno».

Habrá más información en breve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.