Roman Abramovich y miembros del equipo negociador ucraniano que está buscando soluciones a la situación internacional tras la invasión rusa han reportado sufrir síntomas de posible envenenamiento tras la reunión que mantuvieron en Kiev el pasado mes, según informa el Wall Street Journal. 

Los síntomas que el oligarca ruso y al menos dos miembros del equipo negociador presente en las reuniones mantenidas en la capital ucraniana, así como en Moscú y Leópolis, han descrito incluyen ojos rojos, descamación de la piel, y lacrimación constante y dolorosa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.