En el último mes, un total de 3,9 millones de ucranianos huyeron al extranjero y 6,5 millones de ucranianos se convirtieron en desplazados internos.

La declaración fue hecha por la subsecretaria general de Asuntos Humanitarios y coordinadora adjunta de ayuda de emergencia, Joyce Msuya, en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York sobre la situación humanitaria en Ucrania, informó un corresponsal de Ukrinform.

Msuya señaló que, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al 27 de marzo de 2022 habían muerto un total de 1.119 ucranianos, incluidos 99 niños. Mientras tanto, estas cifras son conservadoras y las tarifas son mucho más altas, ya que los datos de las áreas afectadas por la guerra se retrasan.

Según Msuya, los habitantes de muchas ciudades ucranianas carecen de alimentos, agua, medicinas, electricidad y calefacción.

«Están atrapados. Desesperado. Me temo que. En algunos barrios, ni siquiera es seguro enterrar a los muertos”, dijo Msuya.

Según ella, al 24 de febrero de 2022, las organizaciones humanitarias han llegado a unas 890.000 personas en Ucrania, principalmente en el este. Se les proporciona comida, albergue, frazadas, medicinas, agua y artículos de higiene.

Al mismo tiempo, debido a los bombardeos y las minas antipersonal, los convoyes humanitarios a menudo no pueden llegar a su destino.

Según Msuya, más de 1230 miembros del personal de la ONU se encuentran actualmente en Ucrania, trabajando a través de centros humanitarios en todo el país. Más de 100 organizaciones humanitarias llevan a cabo o planifican actividades en cada región de Ucrania, en todos los sectores.

Msuya también destacó la actitud proactiva de las organizaciones y voluntarios de la sociedad civil ucraniana.

«Ucrania es una paradoja humanitaria: al lado de la violencia extrema vemos una amabilidad excepcional, una solidaridad profunda y el cuidado más tierno. «Soy humilde e inspirado por el compromiso incansable de estas personas y debemos continuar apoyando su trabajo», dijo Msuya.

Según Msuya, a pedido del Secretario General, el Secretario General Adjunto Martin Griffiths está trabajando con las partes en posibles acuerdos de alto el fuego humanitario en Ucrania.

mk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.